Una escapadita a Roma

Hola a todos!!!

Llevo un tiempo un poco “desaparecida” pero con muchos proyectos entre manos y los días se me hacen cortos. Para el año que viene creo que el deseo que voy a pedir es que tengan por lo menos 30 horas jajaja.

Me apetecía contaros mi escapada a Roma de hace unos días. Llevaba desde Septiembre sin días libres y esta semanita me ha sentado de maravilla… Aunque la verdad es que la ciudad invita a desconectar completamente.

Según llegué ya me quedé sorprendida de ver que en el metro sí que dejaran subir a los perros…  😊 Empezar un viaje así ya invita a pensar que va a ser bueno.
¿Sabes eso que dicen que cuando te creas expectativas muy altas con algo luego te suele decepcionar? Pues yo iba así con este viaje por opiniones que me habían dado y no me pasó en absoluto, al contrario.
Hay mil lugares, mil monumentos, mil iglesias que son preciosas en esta ciudad pero me quedo con 3 sitios de todos…
El Coliseo

Ponerte debajo del Coliseo y mirar hacia arriba es sentirte muy muy pequeño… Es un monumento de los que pone los pelos de punta si escuchas las historias de lo que pasaba ahí dentro hace miles de años y tienes la capacidad de imaginártelo. Parece mentira que algo tan bonito fuera tan distinto en el pasado.
La Fontana de Trevi

Todo el mundo me decía que si te pierdes en Roma siempre acabas en la Fontana pero no fue mi caso. De hecho pasamos rozándola varias veces y al final tuvimos que buscarla en el mapa para poder verla jajaja.
Eso sí… Yo te recomiendo verla primero de noche porque tiene un encanto especial. A la luz del día es bonita pero no dice lo mismo. Yo me hice un lío con las monedas que tenía que lanzar porque cada persona te decía una cosa distinta, pero yo tiré una y pedí un deseo… ya os contaré si se cumple o no 😛

Basílica de San Pietro in Vicoli
Sé que hay mil iglesias, como la Capilla Sixtina, mucho más bonitas pero ésta me marcó porque me pareció súper sencilla y acogedora a pesar de albergar un monumento tan increíble como el Moisés de Miguel Ángel…

Por cierto quien diga que Roma se ve en 3 días me lo tiene que explicar porque yo estuve 5, anduve una media de 16 kilómetros al día y aún así me quedaron cosas por ver jajaja. Lo apunto para volver pero en realidad soy de las personas que prefiere conocer sitios nuevos así que de momento ha pasado a estar en mi lista de pendientes pero más abajo jajaja.

El último día decidimos coger unas “Vespas” muy típicas para moverse por allí y ver algunas cosas un poco más en las afueras de la ciudad como las catacumbas. Fue muy divertido pero… Un deporte de alto riesgo jajaja. En Roma eso de cruzar las calles es algo así como “sálvese quien pueda” (porque te ven en un paso de cebra parada para cruzar y aceleran) y circular por la Ciudad Eterna es más complicado incluso que en Madrid, casi una selva… Pero me lo pasé genial!!

Y para quien se queje de que en España no están bien señalizadas las direcciones tengo que decirle que en comparación con Roma esto es un paraíso 😉 Creo que era más sencillo encontrar allí un McDonald´s, por todas las indicaciones que había. que cualquier monumento importante en la ciudad (en coche o moto claro, andando es más facil).

Otra de las cosas que me encantó fueron los helados (la gente con guantes y aún así tienes mil heladerías abiertas y llenas 🙈)  y algo que probé en la Piazza Navona que se llama “Tartufo” y te lo recomiendo 100% si vas a visitar la ciudad. Está riquísimo, más para mí que soy muy fan del chocolate.
La pasta y la pizza son espectaculares pero si tengo que elegir comida… Me quedo con los Ñoquis o el Risotto… mmmm 😛

IMG_9782

Y hasta aquí mi resumen de estos días en Roma.

Me lo pasé genial, desconecté muchísimo y encima hizo buen tiempo casi todos los días… qué más se puede pedir 🙂
A ver si puedo ir contándoos más cositas dentro de poco!!

SED FELICES!!